Socios y amigos:

Es muy grato para el ajedrez de Pichincha contar con un medio para la divulgación de nuestra querida disciplina, que siembra en la niñez y en la juventud valores para la formación de un adulto que aporte a la sociedad.

Las virtudes del ajedrez son bien conocidas y han sido ampliamente divulgadas incluso científicamente:

Sobre el plano intelectual, la práctica del ajedrez implica y ejercita: Una atención de tipo distributiva, diversos tipos de memoria (a corto y largo plazo), control de la actividad creadora.
 
Sobre el plano moral, la práctica del ajedrez necesita y forma: La voluntad de ganar, la serenidad y el distanciamiento, la concentración, el autocontrol, el espíritu de decisión.
 
Sobre el plano ideológico, la práctica del juego conduce a: La toma de conciencia de la importancia de una actitud objetiva y del relativismo de sus propias ideas (una formación útil para la lucidez y la tolerancia).
 
Es una aspiración de quienes practicamos esta disciplina, que el ajedrez recupere los espacios que tuvo, allá por la década del 70 en los gloriosos Torneos Internacionales Atahualpa; y pretende reportar de manera permanente las actividades realizadas y por realizarse, con vuestra generosísima colaboración.